COMUNICADO OFICIAL SOBRE EL COVID-19


El Consejo de la Archicofradía de María Auxiliadora ante los acontecimientos que están produciéndose por el COVID-19 y, teniendo en cuenta las recomendaciones y medidas anunciadas por nuestros dirigentes, decide actuar con la oportuna prudencia, responsabilidad y sentido común, tomando las siguientes decisiones:

  • Suspensión de la formación mariana mensual el próximo 19 de marzo.
  • Aplazamiento de la peregrinación a la Basílica de Jesús del Gran Poder prevista para el 21 de marzo, organizada con motivo del IV Centenario de la hechura de la imagen de Jesús del Gran Poder.
  • Cierre temporal de la tienda de recuerdos.
  • Anulación temporal de la ampliación de horario de apertura de la Basílica, manteniendo el horario habitual de eucaristías, por lo tanto, el horario de visita será el siguiente:

Laborables: Mañana 08,15h a 11,00h – Tarde 19,00h a 21,00h

Domingos y festivos: Mañana 09,00h a 14,00h – Tarde 19,00h a 21,00h

  • En cuanto a la celebración de la Eucaristía, el Arzobispo ha dispensado a todos los fieles de la asistencia a la celebración dominical. Se recomienda seguir la Santa Misa por radio y televisión. De lunes a sábado se celebrará la Eucaristía en su horario habitual ateniéndose a las siguientes prácticas: se suprime el gesto de la paz y recibir la sagrada comunión en la mano con la debida reverencia.
  • Seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias: limitar el número de asistentes al tercio del aforo de la Basílica (máximo 150 personas) y respetar la distancia de seguridad mínima de 1,5m entre las personas (2 por banco)

Ante la emergencia de la situación creada por la propagación del Coronavirus en gran parte del mundo, el Rector Mayor, P. Ángel Fernández Artime, invita a los Salesianos, a los miembros de la Familia Salesiana y a los jóvenes a renovar su plena y total confianza en María Auxiliadora, siguiendo el ejemplo de Don Bosco en tales circunstancias. Por ello, propone unirnos en oración durante nueve días desde nuestros hogares, del 15 al 23 de marzo y concluirla el 24, conmemoración mensual de María Auxiliadora, con una oración de ofrecimiento. Dichas oraciones serán proporcionadas a través de nuestras redes sociales y nuestra página web (www.auxiliadoracoronada.es).

Rogamos encarecidamente a los devotos de Nuestra Madre Auxiliadora sepan entender estas medidas a raíz de las duras circunstancias sanitarias por las que estamos atravesando y que, por responsabilidad, este consejo no ha tenido más remedio que llevar a cabo por el bien de todos.
Encomendémonos, pues, al Santísimo Sacramento del altar para que Cristo nos guíe, por mediación de María Auxiliadora de los cristianos, ante esta situación que estamos viviendo y para que pronto se disipe este virus que acecha a nuestra salud.

Manuel Jiménez Ávila
Presidente

PEREGRINACIÓN A LA BASÍLICA DE JESÚS DEL GRAN PODER

El próximo sábado 21 de marzo, nuestra Archicofradía de María Auxiliadora Coronada peregrinará con el Bendito Simpecado a la Basílica de Ntro. Padre Jesús del Gran Poder en su año jubilar concedido por S.S. el Papa Francisco con motivo del IV Centenario de la hechura y veneración de la sagrada imagen de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder. Aprovecharemos este año jubilar ya que constituye una ocasión extraordinaria para que todo cristiano tenga la oportunidad de recibir el perdón de sus pecados y, renovando su Fe, por la misericordia divina, pueda ser merecedor de la indulgencia plenaria de dicha pena temporal de sus pecados.

El inicio de la peregrinación está previsto a partir de las 17.30 desde la Basílica de María Auxiliadora con el siguiente recorrido por donde se contemplarán y reflexionarán los misterios del Viacrucis: María Auxiliadora, Madre Isabel de la Trinidad, Santa Lucía, Enladrillada, Santa Paula, Plaza San Marcos, Castellar, Alberto Lista, Saavedras, Plaza San Martín, Morgado, Delgado, Santa Bárbara, Jesús del Gran Poder, Conde de Barajas y Plaza San Lorenzo.

Una vez encontrados con la imagen de Jesús del Gran Poder, celebraremos la Santa Eucaristía a las 19.30h presidida por nuestro animador Espiritual D. Siro Vázquez Martínez, sdb.

Con esta peregrinación queremos hacernos partícipes de un verdadero tiempo de gracia que Dios nos regala como signo de la misericordia del Padre que nos acoge, nos perdona y nos renueva.  Queremos acercarnos con las debidas disposiciones, hasta Nuestro Padre Jesús del Gran Poder donde podremos recibir el perdón de nuestros pecados por la misericordia divina.

Desde estas líneas queremos invitar a todas aquellas personas que deseen participar con nosotros de esta bonita y a la vez piadosa peregrinación para ser partícipes de un tiempo en el que la Iglesia concede especiales gracias espirituales con motivo de un acontecimiento eclesial de gran relevancia.

MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO PARA LA CUARESMA 2020

«En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios» (2 Co 5,20)

Queridos hermanos y hermanas:

El Señor nos vuelve a conceder este año un tiempo propicio para prepararnos a celebrar con el corazón renovado el gran Misterio de la muerte y resurrección de Jesús, fundamento de la vida cristiana personal y comunitaria. Debemos volver continuamente a este Misterio, con la mente y con el corazón. De hecho, este Misterio no deja de crecer en nosotros en la medida en que nos dejamos involucrar por su dinamismo espiritual y lo abrazamos, respondiendo de modo libre y generoso.

1. El Misterio pascual, fundamento de la conversión

La alegría del cristiano brota de la escucha y de la aceptación de la Buena Noticia de la muerte y resurrección de Jesús: el kerygma. En este se resume el Misterio de un amor «tan real, tan verdadero, tan concreto, que nos ofrece una relación llena de diálogo sincero y fecundo» (Exhort. ap. Christus vivit, 117). Quien cree en este anuncio rechaza la mentira de pensar que somos nosotros quienes damos origen a nuestra vida, mientras que en realidad nace del amor de Dios Padre, de su voluntad de dar la vida en abundancia (cf. Jn 10,10). En cambio, si preferimos escuchar la voz persuasiva del «padre de la mentira» (cf. Jn 8,45) corremos el riesgo de hundirnos en el abismo del sinsentido, experimentando el infierno ya aquí en la tierra, como lamentablemente nos testimonian muchos hechos dramáticos de la experiencia humana personal y colectiva.

Por eso, en esta Cuaresma 2020 quisiera dirigir a todos y cada uno de los cristianos lo que ya escribí a los jóvenes en la Exhortación apostólica Christus vivit: «Mira los brazos abiertos de Cristo crucificado, déjate salvar una y otra vez. Y cuando te acerques a confesar tus pecados, cree firmemente en su misericordia que te libera de la culpa. Contempla su sangre derramada con tanto cariño y déjate purificar por ella. Así podrás renacer, una y otra vez» (n. 123). La Pascua de Jesús no es un acontecimiento del pasado: por el poder del Espíritu Santo es siempre actual y nos permite mirar y tocar con fe la carne de Cristo en tantas personas que sufren.

2. Urgencia de conversión

Es saludable contemplar más a fondo el Misterio pascual, por el que hemos recibido la misericordia de Dios. La experiencia de la misericordia, efectivamente, es posible sólo en un «cara a cara» con el Señor crucificado y resucitado «que me amó y se entregó por mí» (Ga 2,20). Un diálogo de corazón a corazón, de amigo a amigo. Por eso la oración es tan importante en el tiempo cuaresmal. Más que un deber, nos muestra la necesidad de corresponder al amor de Dios, que siempre nos precede y nos sostiene. De hecho, el cristiano reza con la conciencia de ser amado sin merecerlo. La oración puede asumir formas distintas, pero lo que verdaderamente cuenta a los ojos de Dios es que penetre dentro de nosotros, hasta llegar a tocar la dureza de nuestro corazón, para convertirlo cada vez más al Señor y a su voluntad.

Así pues, en este tiempo favorable, dejémonos guiar como Israel en el desierto (cf. Os 2,16), a fin de poder escuchar finalmente la voz de nuestro Esposo, para que resuene en nosotros con mayor profundidad y disponibilidad. Cuanto más nos dejemos fascinar por su Palabra, más lograremos experimentar su misericordia gratuita hacia nosotros. No dejemos pasar en vano este tiempo de gracia, con la ilusión presuntuosa de que somos nosotros los que decidimos el tiempo y el modo de nuestra conversión a Él.

3. La apasionada voluntad de Dios de dialogar con sus hijos

El hecho de que el Señor nos ofrezca una vez más un tiempo favorable para nuestra conversión nunca debemos darlo por supuesto. Esta nueva oportunidad debería suscitar en nosotros un sentido de reconocimiento y sacudir nuestra modorra. A pesar de la presencia —a veces dramática— del mal en nuestra vida, al igual que en la vida de la Iglesia y del mundo, este espacio que se nos ofrece para un cambio de rumbo manifiesta la voluntad tenaz de Dios de no interrumpir el diálogo de salvación con nosotros. En Jesús crucificado, a quien «Dios hizo pecado en favor nuestro» (2 Co 5,21), ha llegado esta voluntad hasta el punto de hacer recaer sobre su Hijo todos nuestros pecados, hasta “poner a Dios contra Dios”,como dijo el papa Benedicto XVI (cf. Enc. Deus caritas est, 12). En efecto, Dios ama también a sus enemigos (cf. Mt 5,43-48).

El diálogo que Dios quiere entablar con todo hombre, mediante el Misterio pascual de su Hijo, no es como el que se atribuye a los atenienses, los cuales «no se ocupaban en otra cosa que en decir o en oír la última novedad» (Hch 17,21). Este tipo de charlatanería, dictado por una curiosidad vacía y superficial, caracteriza la mundanidad de todos los tiempos, y en nuestros días puede insinuarse también en un uso engañoso de los medios de comunicación.

4. Una riqueza para compartir, no para acumular sólo para sí mismo

Poner el Misterio pascual en el centro de la vida significa sentir compasión por las llagas de Cristo crucificado presentes en las numerosas víctimas inocentes de las guerras, de los abusos contra la vida tanto del no nacido como del anciano, de las múltiples formas de violencia, de los desastres medioambientales, de la distribución injusta de los bienes de la tierra, de la trata de personas en todas sus formas y de la sed desenfrenada de ganancias, que es una forma de idolatría.

Hoy sigue siendo importante recordar a los hombres y mujeres de buena voluntad que deben compartir sus bienes con los más necesitados mediante la limosna, como forma de participación personal en la construcción de un mundo más justo. Compartir con caridad hace al hombre más humano, mientras que acumular conlleva el riesgo de que se embrutezca, ya que se cierra en su propio egoísmo. Podemos y debemos ir incluso más allá, considerando las dimensiones estructurales de la economía. Por este motivo, en la Cuaresma de 2020, del 26 al 28 de marzo, he convocado en Asís a los jóvenes economistas, empresarios y change-makers, con el objetivo de contribuir a diseñar una economía más justa e inclusiva que la actual. Como ha repetido muchas veces el magisterio de la Iglesia, la política es una forma eminente de caridad (cf. Pío XI, Discurso a la FUCI, 18 diciembre 1927). También lo será el ocuparse de la economía con este mismo espíritu evangélico, que es el espíritu de las Bienaventuranzas.

Invoco la intercesión de la Bienaventurada Virgen María sobre la próxima Cuaresma, para que escuchemos el llamado a dejarnos reconciliar con Dios, fijemos la mirada del corazón en el Misterio pascual y nos convirtamos a un diálogo abierto y sincero con el Señor. De este modo podremos ser lo que Cristo dice de sus discípulos: sal de la tierra y luz del mundo (cf. Mt 5,13-14).

Roma, junto a San Juan de Letrán, 7 de octubre de 2019
Memoria de Nuestra Señora, la Virgen del Rosario

Misas en la Basílica con imposición de cenizas

Este miércoles 26 de febrero, Miércoles de Ceniza, se celebrará en la Basílica misa con imposición de las cenizas a las 8:30, 11:00, 19:00 y 20:00 horas.

El Miércoles de Ceniza es el primer día de la Cuaresma, un periodo de 40 días en los que la Iglesia Católica llama a los fieles a la conversión y a la preparación para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo que se celebran en la Semana Santa.

La Archicofradía presenta los actos del 125 aniversario

Hace 125 años, un 6 de mayo, del año del Señor de 1895, llegaba a la Casa Salesiana de la Santísima Trinidad de Sevilla, la Bendita Imagen de María Auxiliadora. Con tal motivo, la Archicofradía de María Auxiliadora Coronada ha preparado, para conmemorar dicha efeméride, un extenso programa de actos y actividades centrado en cuatro pilares: religiosos, culturales, formativos y sociales.

Dichos acontecimientos pretenden acercar, al pueblo de Sevilla y a sus devotos en particular, la devoción a la Virgen de Don Bosco en una efeméride tan importante.


CULTOS EN HONOR A S. JUAN BOSCO

La Archicofradía de María Auxiliadora Coronada de la Casa Salesiana de la Santísima Trinidad anda inmersa en los preparativos de los Solemnes Cultos que celebra en honor de su titular San Juan Bosco, fundador de la Congregación Salesiana.

Los cultos darán comienzo el VIERNES 24 DE ENERO, Conmemoración mensual de María Auxiliadora y festividad de San Francisco de Sales, patrón de los Salesianos. Santo Rosario a las 19:30h y Eucaristía a las 20:00h.

Posteriormente, los días 28, 29 y 30 tendrá lugar SOLEMNE TRIDUO en honor a San Juan Bosco, dando comienzo la Eucaristía a las 20:00 h. presidida por D. SIRO VÁZQUEZ MARTÍNEZ, SDB; animador espiritual de la Archicofradía de María Auxiliadora Coronada y precedida del Santo Rosario a las 19:30h.

Finalmente, el viernes 31 de enero, tendrá lugar la FESTIVIDAD LITÚRGICA DE SAN JUAN BOSCO, celebraremos la FUNCIÓN PRINCIPAL, a las 20:00 h, presidida por el D. FRANCISCO RUIZ MILLÁN, SDB; director colegio Salesianos Santísima Trinidad.

Navidad 2019

El Consejo de la Archicofradía de María Auxiliadora Coronada desea a todos los devotos de la Santísima Virgen una feliz celebración de la venida del Salvador y un próspero Año Nuevo 2020, aniversario de la llegada de Nuestra Bendita Madre.

Horario de visita: De 08:15h a 11:00h y de 19:00h a 21:00h

Misa del gallo 00:00h

Eucaristías 25 diciembre: 9.30 h. 11.00 h 12.00 h. 13.00 h. 20.00 h.

Presentado el cartel del 125 aniversario de María Auxiliadora de la Trinidad

El pasado domingo 24 de noviembre al término de la Eucarística de 20h. en la Basílica de María Auxiliadora de la Casa Salesiana de la Santísima Trinidad, el artista José María Méndez Jarén presentó el cartel Conmemorativo del 125º Aniversario de la Llegada de María Auxiliadora a Sevilla que acompañará durante todo el año 2020 los actos previstos.

SIMBOLOGÍA DEL CARTEL

La obra, un acrílico sobre tabla de 108 por 61 centímetros, proporción de una pantalla de móvil, representa la apoteosis de María Auxiliadora a su llegada a la Casa Salesiana de la Trinidad, una apoteosis que es reflejo de la devoción y cariño con la que la ven sus hijos, algo que llevan en sus corazones, que arden ante su presencia y ante la invocación de su nombre. El esquema compositivo se repite en alguna obra anterior, pero era inevitable recurrir a él: Su silueta completa es un icono que tenía que aparecer y, además, rodeado de una masa de fieles, rendidos a sus plantas, que busca su Auxilio y Consuelo como Mediadora ante Cristo de todas las Gracias.

La idea parte de cómo llega la imagen a Sevilla, primero en forma de cuadro y luego la escultura en tren, cuya presencia era anhelada. Fue el Amanecer de su devoción de ahí que aparezca en el cartel como el sol que explosiona por la mañana y envuelve todo de esos colores tan característicos de nuestros cielos, que también son los suyos.

Momento de la presentación

Tanto caló la devoción que, a su llegada, las diversas pandillas del arrabal hicieron una pira con las armas de pelea para ofrecérselas a Ella como signo de amor y conversión. Esos cuchillos y hondas del XIX aparecen en el cartel junto con los móviles, las armas del XXI y del acoso, a los pies de la Virgen. Y allí deberíamos poner los cristianos todo lo que pudiera alejarnos de Aquella a la que tanto queremos.

Entre los personajes que rodean a María Auxiliadora podemos ver al fondo a dos muchachos, dos de aquellos primeros devotos, que renunciaron a la violencia y que ya la acompañan en el Cielo, portan su bandera e indican a los jóvenes de hoy el camino a seguir.

La figura coprotagonista de la escena es el joven de espaldas que, con la mano en el corazón, le hace llegar sus ruegos. La Virgen, sin cetro, cercana, tiende su mano hacia nosotros como Madre nuestra que es, sin ropajes suntuosos, coronada como Reina y Señora, por supuesto, pero donde las piedras preciosas de sus joyas son estrellas, las almas de los devotos que están junto a Ella. Yo tengo mis estrellas localizadas, ¿y las tuyas? En la presentación, la madre de un amigo del colegio vió a su hijo: Antonio Miguel Romero está en el broche de su manto.

Una muchacha lleva un escalímetro, símbolo del trabajo; otro una mochila, del estudio; el pequeño la camiseta deportiva y el que está en primer término nos muestra su cartera, donde la estampa de Mª Auxiliadora es identificación y orgullo de sus devotos.

El colegio y la Archicofradía, los jóvenes y los mayores, los laicos y los salesianos, los de arriba y los que aún permanecemos aquí, todos la aclaman, todos le rogamos, todos queremos estar con Ella.

Podría haber sido una obra más simple, de menos elementos, con otro lenguaje: el detalle de las manos que se unen a través del sobre, las armas a sus pies… Pero este es el resultado, con el deseo de que nos evoque su presencia o el cántico de su Himno.

Los nombres de los siete jóvenes del Colegio Salesiano que aparecen en la derecha son Luis Santiago Expósito (Educación primaria), Miguel Ángel Grau Ruiz, Sofia Pozo, Aurora Díaz (Educación Secundaria), Akash Flores (Formación Profesional Básica), Andrés Felipe Guzmán (Grado Medio) y Juan Carlos Moya (Grado Superior), los restantes son Marta Martín y Pepe Florián (la madre con el niño), Lucas Oliveros (el que tiende la mano), D. Luis Cornello (salesiano y Rector de la Basílica), Esperanza Rodríguez y Carla Rodríguez (en primer término).

La obra obtuvo una gran admiración por parte de todos los asistentes a la Eucaristía que como cada 24 asisten a honrar a su Virgen Auxiliadora. El público se agolpó a los pies del presbiterio para contemplar la magnífica obra que Jarén ha sabido plasmar en todo su esplendor.

Consejo de la Archicofradía junto a la pintura de Jarén

Peregrinación Mariana a Almonte

El pasado sábado 16 de noviembre, nuestra corporación visitó en su Peregrinación Anual la localidad onubense de Almonte, con motivo de la venida de la Virgen del Rocío.

El primer momento fue en la Casa Hermandad de la Matriz de Almonte, donde pudimos ver un filme realizado por Carlos Colón y Carlos Valera sobre la Romería del Rocío con motivo del año de Venida. A continuación, pudimos visitar el Museo de la Villa de Almonte, donde conocimos la historia de esta localidad y de los diferentes Traslados de la Virgen del Rocío.

Posteriormente, visitamos y rezamos ante la Blanca Paloma en la Parroquia de la Asunción. A las 13 horas, celebramos la Eucaristía en la sede de la Hermandad Sacramental de Almonte, la cual fue presidida por nuestro animador espiritual, Don Siro Vázquez, sdb.

Disfrutamos de un estupendo día de convivencia, haciendo visible la unión y devoción a nuestra Madre.