Presentado el cartel del 125 aniversario de María Auxiliadora de la Trinidad

El pasado domingo 24 de noviembre al término de la Eucarística de 20h. en la Basílica de María Auxiliadora de la Casa Salesiana de la Santísima Trinidad, el artista José María Méndez Jarén presentó el cartel Conmemorativo del 125º Aniversario de la Llegada de María Auxiliadora a Sevilla que acompañará durante todo el año 2020 los actos previstos.

SIMBOLOGÍA DEL CARTEL

La obra, un acrílico sobre tabla de 108 por 61 centímetros, proporción de una pantalla de móvil, representa la apoteosis de María Auxiliadora a su llegada a la Casa Salesiana de la Trinidad, una apoteosis que es reflejo de la devoción y cariño con la que la ven sus hijos, algo que llevan en sus corazones, que arden ante su presencia y ante la invocación de su nombre. El esquema compositivo se repite en alguna obra anterior, pero era inevitable recurrir a él: Su silueta completa es un icono que tenía que aparecer y, además, rodeado de una masa de fieles, rendidos a sus plantas, que busca su Auxilio y Consuelo como Mediadora ante Cristo de todas las Gracias.

La idea parte de cómo llega la imagen a Sevilla, primero en forma de cuadro y luego la escultura en tren, cuya presencia era anhelada. Fue el Amanecer de su devoción de ahí que aparezca en el cartel como el sol que explosiona por la mañana y envuelve todo de esos colores tan característicos de nuestros cielos, que también son los suyos.

Momento de la presentación

Tanto caló la devoción que, a su llegada, las diversas pandillas del arrabal hicieron una pira con las armas de pelea para ofrecérselas a Ella como signo de amor y conversión. Esos cuchillos y hondas del XIX aparecen en el cartel junto con los móviles, las armas del XXI y del acoso, a los pies de la Virgen. Y allí deberíamos poner los cristianos todo lo que pudiera alejarnos de Aquella a la que tanto queremos.

Entre los personajes que rodean a María Auxiliadora podemos ver al fondo a dos muchachos, dos de aquellos primeros devotos, que renunciaron a la violencia y que ya la acompañan en el Cielo, portan su bandera e indican a los jóvenes de hoy el camino a seguir.

La figura coprotagonista de la escena es el joven de espaldas que, con la mano en el corazón, le hace llegar sus ruegos. La Virgen, sin cetro, cercana, tiende su mano hacia nosotros como Madre nuestra que es, sin ropajes suntuosos, coronada como Reina y Señora, por supuesto, pero donde las piedras preciosas de sus joyas son estrellas, las almas de los devotos que están junto a Ella. Yo tengo mis estrellas localizadas, ¿y las tuyas? En la presentación, la madre de un amigo del colegio vió a su hijo: Antonio Miguel Romero está en el broche de su manto.

Una muchacha lleva un escalímetro, símbolo del trabajo; otro una mochila, del estudio; el pequeño la camiseta deportiva y el que está en primer término nos muestra su cartera, donde la estampa de Mª Auxiliadora es identificación y orgullo de sus devotos.

El colegio y la Archicofradía, los jóvenes y los mayores, los laicos y los salesianos, los de arriba y los que aún permanecemos aquí, todos la aclaman, todos le rogamos, todos queremos estar con Ella.

Podría haber sido una obra más simple, de menos elementos, con otro lenguaje: el detalle de las manos que se unen a través del sobre, las armas a sus pies… Pero este es el resultado, con el deseo de que nos evoque su presencia o el cántico de su Himno.

Los nombres de los siete jóvenes del Colegio Salesiano que aparecen en la derecha son Luis Santiago Expósito (Educación primaria), Miguel Ángel Grau Ruiz, Sofia Pozo, Aurora Díaz (Educación Secundaria), Akash Flores (Formación Profesional Básica), Andrés Felipe Guzmán (Grado Medio) y Juan Carlos Moya (Grado Superior), los restantes son Marta Martín y Pepe Florián (la madre con el niño), Lucas Oliveros (el que tiende la mano), D. Luis Cornello (salesiano y Rector de la Basílica), Esperanza Rodríguez y Carla Rodríguez (en primer término).

La obra obtuvo una gran admiración por parte de todos los asistentes a la Eucaristía que como cada 24 asisten a honrar a su Virgen Auxiliadora. El público se agolpó a los pies del presbiterio para contemplar la magnífica obra que Jarén ha sabido plasmar en todo su esplendor.

Consejo de la Archicofradía junto a la pintura de Jarén

Peregrinación Mariana a Almonte

El pasado sábado 16 de noviembre, nuestra corporación visitó en su Peregrinación Anual la localidad onubense de Almonte, con motivo de la venida de la Virgen del Rocío.

El primer momento fue en la Casa Hermandad de la Matriz de Almonte, donde pudimos ver un filme realizado por Carlos Colón y Carlos Valera sobre la Romería del Rocío con motivo del año de Venida. A continuación, pudimos visitar el Museo de la Villa de Almonte, donde conocimos la historia de esta localidad y de los diferentes Traslados de la Virgen del Rocío.

Posteriormente, visitamos y rezamos ante la Blanca Paloma en la Parroquia de la Asunción. A las 13 horas, celebramos la Eucaristía en la sede de la Hermandad Sacramental de Almonte, la cual fue presidida por nuestro animador espiritual, Don Siro Vázquez, sdb.

Disfrutamos de un estupendo día de convivencia, haciendo visible la unión y devoción a nuestra Madre.

José María Méndez, autor del cartel conmemorativo de los 125 años de la llegada de María Auxiliadora a Sevilla

El próximo 24 de noviembre al término de la eucaristía de 20:00 h. en la Basílica de María Auxiliadora de la Casa Salesiana de la Santísima Trinidad, se procederá a la presentación de la pintura que acompañará, durante todo el año 2020, los actos previstos con motivo de los 125 años de la llegada de la imagen de María Auxiliadora a Sevilla.

El Consejo de nuestra Archicofradía, presidido por Manuel Jiménez, ha designado al reconocido y prestigioso artista pictórico sevillano José María Méndez, Doctor en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla y especializado en las ramas de Pintura y Conservación de Obras de Arte, para anunciar dicha efeméride salesiana, aprobando este nombramiento por unanimidad.

JOSE MARIA MÉNDEZ

Nacido en Sevilla en 1970 en el seno de una familia ligada a la corporación salesiana, es desde 2005 profesor interino, asociado y ayudante en la Facultad de Bellas Artes de la Hispalense. Ha participado en exposiciones tanto colectivas como individuales de diversa temática. En lo que respecta a las cofradías, Méndez ha realizado diferentes carteles conmemorativos de hermandades como la del Valle, Montesión, Santas Justa y Rufina, Consejo de Cofradías y Nazareno de Paradas, etc. También ha realizado innumerables orlas y pergaminos para diversas instituciones, como los Ayuntamientos de Sevilla, Almonte, Guadalcanal, Guillena, Villanueva del Ariscal, Marchena o para hermandades como el Valle, San Gonzalo, la Macarena, Quinta Angustia y para la Diputación de Sevilla, Academia de Medicina y Consejo de Cofradías.

Ha colaborado y realizado diversas labores en algunas hermandades de Sevilla, como el dibujo de la segunda fase del manto de la Virgen de la Angustias de los Estudiantes y del Paño de Verónica para la Hermandad de Montserrat. Recibió el Premio Demófilo en 1997. Fue además responsable de la decoración pictórica del palio de Ntra. Sra. del Valle de Sevilla de 1994 a 2002 y del de la Virgen de Regla para la JMJ de Madrid en 2011. Ha realizado también ilustraciones en publicaciones periódicas y extraordinarias de hermandades, colegios oficiales y particulares, reposteros, diseños de esmaltes para la corona de la Virgen del Valle, heráldicos para guardabrisas, papeletas de sitio para la Hiniesta y San Gonzalo, restauraciones de diversa índole.

Manuel Jiménez es reelegido Presidente de nuestra Archicofradía

El pasado 24 de octubre se procedió a la celebración de elecciones para la renovación de todos los miembros del Consejo de nuestra Archicofradía. A éstas sólo fue presentada la candidatura de D. Manuel Jiménez Ávila, quien fue reelegido como Presidente.

Tras realizarse el recuento, se contabilizaron 81 votos, de los cuales 80 fueron a favor y uno en blanco.

Desde aquí deseamos que D. Manuel Jiménez junto a su Consejo tengan un cuatrienio tan esplendoroso como el pasado y sigan llevando la devoción a María Auxiliadora a todos los rincones de Sevilla.